jueves, 7 de enero de 2010

Avatar y el hurto de ideas

Hoy no es martes, no escribo para mí, ni de mí. Hoy escribo para salvar una idea, acaso algo tan valioso como poco valorado.

Comenzaré por lo menos hiriente; disfruté mucho de ver “Avatar”. Desde luego, es una película para ver en el cine, con más razón si contamos con el factor 3D. Y es que el cine ha dado otro paso en cuanto a tecnología visual se refiere, al igual que ya lo hiciera “La guerra de las galaxias” en el 75. Que si el sonido envolvente, que si la imagen envolvente — ¡caray, solo falta que las palomitas te envuelvan! —, hacen de ir al cine una experiencia un poquito más diferente y, en este sentido, me pareció espectacular, entretenida, vamos que disfruté como un enano. La banda sonora, a manos de James Horner habla por sí sola y se convierte en un personaje más; sonidos fantásticos cuando se internan en el bosque, movimientos vertiginosos en las escenas de vuelo y cambios de registro que se produce en las escenas de batalla; cuando aparecen las tropas americanas se escucha una música más militar y cuando vemos a los nativos suenan rasgos tribales, en plan “Apocaypto” (también con banda sonora de Horner). Hasta aquí bien, una entrada bien pagada, una historia de indios y vaqueros (no esperaba un gran guión, pero con eso ya contaba) tres horas de buena imagen, y un entretenimiento que me recordaron a la primera vez que vi “La historia interminable”.

Ahora toca poner los puntos sobre las íes, con respecto a la violación de la propiedad intelectual, y al vacío legal que existe. Resulta que uno puede coger una historia, una novedosa, original, cambiar los nombres de los personajes y mezclarla con otras películas, sin hacer una triste mención al autor de esa idea, y salir ileso, además de multimillonario.

Poul Anderson escribió en 1957 un relato “Llámame Joe” dónde narra como un tipo en silla de ruedas maneja, por conexión cerebral telepática, un pseudoindividuo creado artificialmente por los humanos y enviado a Júpiter. Quien quiera ver más similitudes con la película de James Cameron, os aseguro que es entretenido contar cuantas, le animo a que lea el relato.

Y es que esta película es un gran juego interactivo en el que tienes que encontrar analogías. Otra, por ejemplo: en “La voz de los muertos” Orson S. Card, nos muestra un mundo extraterrestre donde los alienígenas depositan su sabiduría en los árboles, y a través de ellos tienen una conexión energética-espiritual con sus ancestros. Coincidencias, a veces existen; no esta vez, no cuando es tan evidente.

Ya no hablaré de “Bailando con lobos”, la propia “Apocalypto”, “10.000”, o un sinfín de películas que se distinguen en “Avatar”, porque entiendo que casi todo esta inventado, que la fórmula funciona, se repite y adoleciendo de ideas propias se sirve uno de los tópicos propios de las historias comerciales. El público lo asume y santas pascuas. Pero cuando se cruza la delgada línea de las temáticas universales, que forman parte de todos, y se va a parar a un agenciarse de la idea personal e individual, aquí ya existe un atentado contra la creatividad. Sino se te ocurren ideas —no pasa nada, no todo el mundo es creativo—, haz uso de los patrones que funcionan, no es deshonroso de ninguna manera, y no es eso por lo que protesto. Pero si no puedes ser genuino no te limites a robar una idea de otro, por muy muerto que esté o mucho tiempo que haya pasado, porque eso si que es una deshonra. Como decía un profesor mío: “hay que ser pobres pero honrados”.

¿Qué puedo decir salvo que me indigna una cosa así, ver arrebatado un pensamiento, una idea?

A mi juicio, cuando existe un homenaje, es cuando realmente el que homenajea hace ver al público que lo ha hecho (bastan unas palabras tipo: “basado en una idea de” o “agradecimiento a X por su idea”). De cualquier otra manera se convierte, claramente, en un descarado plagio. No me sirve eso de “yo lo copio, y a quien se de cuenta le diré que es homenaje”.

Ya he visto capítulos de “Camera café” sacados, hasta el más ínfimo detalle, de gags de los Monty Python. Ya he visto escenas de “Kill Bill” íntegramente copiadas del cómic “Lady Snowblood”. Ya he visto al “Alien” de Ridley Scott sacado de otro relato de ciencia ficción “El destructor negro” de Van Vogt. Y he visto “Avatar”, otra película que aunque pueda disfrutarse, yo lo hice, hace gala de esa moda por robar las ideas de los otros y darse méritos propios. He visto algunos plagios, pero más me asustan los que no he visto. Los que pululan por ahí sutiles y desconocidos por mí, y que puedan “colarme” sin que apenas me de cuenta.
Ahora me da miedo ir al cine.

8 comentarios:

Favole dijo...

Miedo a ir al cine, a leer un libro, a conocer gente... Ver que no hay ideas propias genera miedo a eso y más. Respecto a Avatar, no la he visto, pero me recuerda poderosamente al caso que expuse en mi blog no hace mucho. Se trata de los Corpúsculos (Crepúsculo) y la colección de novelas del año 1992 llamada The Vampire Diaries. Hablo a título personal, y pienso que es literatura facilona (sí, he leído un libro) y que copia muy mucho las ideas de The Vampire Diaries (han hecho la serie en la tele yanki y no está nada mal). Luego sacan la peli y miles de chavalitas van a verla sólo porque un guaperas hace de vampiro guayón y le salen club de fans en el facebook (patético). Y bueno, no olvidemos a esa especie de hombre-lobo cachas por el que suspira medio mundo ahora mismo... (¡puajjj!)
El caso: ¿dónde queda la idea original de 1992? En el olvido, en ninguna parte.

Yo también siento ese mismo miedo.


M.

Darka Treake dijo...

Vaya...

No tenía idea. Hay que ser ilustre para saberlo, Sr. Iskandar. Sin duda es la conclusión que obtengo aquí, mayor admiración hacia tu coco sobreculturizado. jejeje.

Una gran crítica.
Es cierto que la peli es agradable de ver (a mí me gustó mucho), pero saber lo que nos cuentas le quita muchos puntos.
En fin...

1abrazo fuerte!
Darka.

Lyda de Lost dijo...

Que buena crítica.

A mi mis amigos me la habían presentado[para ser breves], como la historia de Pocahontas pero futurista y en 3D, que el guión flojeaba y que fuese sólo por disfrutar del espectáculo.

Y me gustó, el platena Pandora es maravilloso. Quién pudiera vivir allí!

A mi me pareció buena, y no me importa que una película coja un cachito de aquí y de allí, de hecho siempre las buenas historias son copias de otras muchas :) Todos los escritores lo hacen!
Eso sí, era predecible de cojones!

El director tiene derecho a decir que es un guión original porque en realidad lo es,todo en conunto quiero decir, por mucho que se haya inspirado en tal y cual. Ha hecho una mezcolanza increíble y lo único que puede hacer [si le sale del ...]es reconocer en algun documental, de donde sacó las ideas. Lo que es obvio es que no lo va a decir en el trailer o los créditos del film ;)... ¿Pero a quien van a engañar todos ellos? Hasta el mismo George Lucas se basó en las películas de Akira Kurosawa para su gran mundo de Star Wars!

Todo forma parte de otro gran todo y acaba uniendose al final!!

No hay que ir con miedo, hay que ir con buenos ojos... con miedo no se va a ninguna parte, sino nos perderemos las joyitas que aveces nos encontramos por el camino!

Chiquito rollo patatero! agüíta! jajajajaja

P.D: He abierto el truño-blog again. Que por cierto, creo que lo voy a bautizar con dicho nombre... La próxima entrada estará dedicada a ti...
muahahahahah!!!!

Un abrazo,
Ly

MARIA RONDON dijo...

Estudie Literatura, y la obra de Poul Anderson,"call me Joe" "Llámame Joe", "Un mundo feliz" y "La isla" de Aldous Huxleym son clásicos del tema futurista y de ciencia ficción, pero con un marcado y muy característico rasgo de reflexión sobre la esencia humana, la misión del hombre en la tierra y la relación de este con la naturaleza. Hoy fui a ver al cine este excelente película, recomendada por mi novio DIEGO, y al empezar a ver la secuencia inevitablemente llegó a mi la historia de Poul Anderson "Llámame Joe" no hablamos de una simple casualidad de temas universales, sino de elementos coincidentes de manera significativa durante todo el guión. Es lamentable que James Cameron no reconozca que no es suya la autoria de esta historia. Algo asi como si Peter Jackson hubiese dicho que "El señor de los anillos" fue un guión original de su autoria obviando la maestria de Tolkien quien a mi juicio es uno de los escritores mas ingeniosos del siglo 20

Lyda de Lost dijo...

La película de Peter Jackson no era un guión original era un guión adaptado a la novela de Tolkien, evidentemente hace mención, ¿Cómo no iba a hacerlo? No creo que se le hubiera pasado por la cabeza tal disparate...

Pero si hablamos de Avatar, es un mundo que ha creado James Cameron, por mucho que se inspirara en X o Y, por lo tanto se le llama Guión Original. No hay más vuelta de hoja ni de ternera a la plancha.

No se puede hacer tal comparación, Maria.

Es una pena que se haya copiado y tan evidentemente como dice Iskan... pero bueno, supongo que da igual xq como es un director conocido y tal...bla bla bla...

Un saludo desde el aquelarre,
Ly

MARIA RONDON dijo...

No deseo polemizar mi opinion merece respeto es mia, y se respeta la tuya,la mencion surge ya que la obra existe, existe el libro LLAMAME JOE, asi como existe el Señor de los anillos, solo es una analogia, Jackson adapta la novela a manera de Guion cinematografico, respetando los derechos de autor , pero quienes hemos leido el señor de los anillos sabemos que si existen algunas alteraciones, por tanto es basado en el libro de Tolkien, lo grotesco de lo Cameron es tomar una idea que existe, y no mencionar la fuente, cualquiera que leyo la obra sabe de que hablo. Lo que presenta Cameron en esta extraordianria pelicula no fue creado por el, investiga antes de refutar, ya que pues en Call me joe de Poul Anderson se presentan las mismas situaciones, y me refutas y lo que digo es lo mismo que dice el autor del blog. La idea original no fue d ecameron ni es UN MUNDO QUE HA CREADO JAMES CAMERON COMO TU LO MENCIONAS.

Lyda de Lost dijo...

Yo respeto tu opinión. ¿Quién ha dicho lo contrario?

Pero me sigues haciendo la misma comparación... y no me sirve :)
No tiene nada que ver, es juntar churras con merinas...

¿Que Avatar se PARECE a la obra "Llámame Joe"? vale, pero no por ello no deja de ser una "idea original" con personajes y planetas cuyos nombres se ha inventado, al margen del plagio, J. Cameron.

¡Por las barbas de Jacob!... ¿tan mal me explico?

Pero vamos, lo que no voy a discutir [otra vez] es que al leer la entrada de Iskandar, te das cuenta de la poca originalidad que nos invade.

Por cierto, muy interesante lo que dice M. Tengo que reconocer que he visto las dos de la saga Crepúsculo, pero por desgracia se ha convertido en un club de fans de quinceañera. Acabé por verla "online" xq era imposible conseguir entradas para el cine 'O_o


Bona tarda!

Carlos Pons Olivares dijo...

Macarena y yo acabamos de ver la película, y la verdad es que yo he salido encantado por todos los colorines y navecitas y sargentos malos de la legión y moralinas de los indios arapahoes.
No, en serio, que me ha gustado.
Y la verdad es que no sé muy bien cuanto de esta o de esa historia ha arañado James Cameron en su empeño de crear un mundo maravilloso de macro anuncio de pepsy light.
No, pero que en serio, que me ha gustado. Que lo he visto con gafas de 3D y todo el percal.
Ahora bien, por más que nos apetezca opinar que las historias son de todos y que uno puede canibalizar cuanto le apetezca a la hora de crear la suya, reconozco que si yo fuera el autor de las historias que nombran en la entrada probablemente no lo vería desde un punto de vista tan benevolente.
A decir verdad creo que la cosa pasaría por una buena antorcha y algún que otro tridente y el puño en alto frente al castillo.