miércoles, 18 de agosto de 2010

Cuando descansa el elefante

Bajo una noche de ópera espacial, un convoy marcha, híbrido de ensueños, sobre un camino de hojas de otoño. Marchan al ritmo lento de un paso por semana, aquellos, los que fueron testigos del baile de los planetas, del lloro de los ángeles, de la supervivencia de un árbol. Marchan payasos alcohólicos, gentes de la India, suicidas estilitas, asistentes de Hara-Kiri; marchan también iluminados, señoras sin reverso, hombres infortunados, y niñas en busca de huellas; marchan todos ellos a lomos de un elefante, aquél que no adivinaron los cuatro sabios.

Sobre sus espaldas, el gigante los acuna, y su paso los mece. Miles de personas se agolpan, confundiéndose en una masa abigarrada; un escritor de ciencia ficción abraza una máquina de escribir, un pescador japonés enseña el oficio a su hijo, un joven actor bebe vino en una bañera, hay también un loco y una niña que envejece de súbito. Un gato se pasea entre las piernas de todos, enigmático, y otra niña con un globo se entretiene buscándolo.

Entre los breves espacios huecos se adivinan, desperdigados, aquí un libro, allí un paraguas roto, más allá un jersey, o tal vez dos calcetines. Arriba, surcan el cielo los aleteos de unas palomas bien alimentadas, y se escuchan sonidos urbanos: un estornudo, un lloro compartido, la tonada de un reloj suizo.

En el camino también, próximas al animal, caminan las personas que lo alentaron a tomar el viaje, aquellas cuyas palabras le infunden fuerza, y a ellas les agradece en silencio con sus ojos antiguos.

Entonces ocurre, justo después de un año desde que iniciaran el viaje, que el elefante recuesta sus patas, hace un alto en el camino, y descansa. El elefante descansa.

6 comentarios:

Blonde Redhead dijo...

;) Descanse el elefante.

Un abrazo grande y gracias de nuevo por el mail.

Un besito, Maese Iskan.
Nos vemos pronto,
Ly

Manuela dijo...

la despedida me ha emocionado,y mis lagrimas brotan de mis ojos,y hoy afirmo con absoluta certeza, lo que de niño te dije, tu has venido al mundo para hacer algo maravilloso,y ya estas en el camino.mucha suerte mi amos

Darka Treake dijo...

Buen descanso al elefante (pero que no sea largo!!), y al mistico que lo imagina, Iskandar, el grande.

Siento estar desaparecido, aun no llegue a tierras canarias, y no dispongo de mi teclado para escribirte, ni para leerte!

Enhorabuena por el aniversario, ya te lo dije. Y que se cumplan muchos mas!!!

Y suerte en tu aventura!!!
Seguro que te sale todo genial.

1abrazo gigante!
tu amigo,
D.

Blonde Redhead dijo...

Echo de menos tus cuentitos :(
Vuelve, Maese...

MaríaSevilla dijo...

Siempre es agradable descubrir lugares maravillosos como este rinconcito tuyo compañero... te iré leyendo... y ya se de antemano que me fascinará. Un beso

Blonde Redhead dijo...

"...
- Alto ahí!
- Soy yo, Johnny...
- Sabía que eras tú. Te olí nada más salir del ascensor. También viniste anoche, verdad?
- Anoche estuve cantando en el Blue Moon...
- Mentira. Estuviste aquí, flirteando con mi hermano!
- Eso es una sucía mentira!
- Déjate de historias, has estado tonteando con todos: Con Snaffie, con Al, con Leo, el pequeño Bow el cojo, con Gipps, Bonny Bop, Cliff... La lista es interminable, monada!

- Estas muy equivocado!
- De acuerdo, te creo... pero mi ametralladora no!
- Johnny, eres el único gallo de mi corral!
- Ponte de rodillas y dime que me quieres!
- Cariño... íria a la luna por ti!
- Necesito algo más!
- Amor mío, mi vida... te quiero mucho, como la trucha al trucho!
- Debo de estar como un cencerro, pero te creo. Por eso te dejaré marchar. Corre porque voy a contar hasta tres, me entiendes? Voy a contar hasta tres para que salgas echando mistos por esa puerta!
- Uno... dos...
- ¡Tres!

...

- ¡¡Feliz navidad gusano miserable!!. ..Y próspero año nuevo.
..."

xDDDDD Un abrazo, Maese Iskan!